Cuidado del sistema hidráulico

Compartir este post

El mantenimiento del sistema hidráulico es tan importante, y está directamente relacionado, con el mantenimiento del fluido hidráulico. Todo el filtrado y el análisis de aceite realizado al fluido no tendría sentido si el mismo sistema está descuidado.

Una lista de verificación de 10 puntos

Un técnico de lubricación responsable del mantenimiento del sistema hidráulico debe, como mínimo, realizar la siguiente verificación como parte de una rutina semanal de chequeo de un sistema hidráulico:

1. Verifique los niveles de fluido: Agregue aceite (si es necesario) vía filtración portátil (si está disponible).
2. Inspeccione los tapones de venteos, los filtros de venteo y pantallas de llenado: No agujeree las pantallas para acelerar la carga de aceite.
3. Verifique los indicadores de los filtros y/o los manómetros de presión diferencial.
4. Inspeccione visualmente todas las mangueras del sistema, cañerías, conexiones en búsqueda de fugas y desgaste: Las fugas de fluido hidráulico son un problema común en sistemas industriales. Las fugas excesivas constituyen un riesgo ambiental y de seguridad, aumentan los desechos y el consumo de aceite y pueden reducir la capacidad del sistema lo suficiente como para causar sobrecalentamiento.
5. Verifique la temperatura del sistema vía termómetros internos o detectores infrarrojos portátiles: La temperatura normal va desde 40 a 60 °C. Si las temperaturas son elevadas, verifique la operación del enfriador de aceite y las válvulas de alivio.
6. Inspeccione visualmente el interior de los depósitos por señales de aireación (vía el tapón de llenado usando una linterna): La aireación es una condición en la cual burbujas de aire son transportadas junto con el fluido al ingresar a la bomba. Signos visuales de aireación en el reservorio son generalmente espuma y/o pequeños remolinos que toman pequeñas cantidades de aire en la succión. Causas de aireación incluyen: bajos niveles de fluido, baja temperatura de fluido, el fluido es muy viscoso para liberar el aire o mantener la succión en la bomba, o sellos defectuosos. Cuando se sospechan fugas de aire en la línea de succión, ahogar estos puntos con aceite usualmente localizaría las fugas al crear un cambio marcado en el ruido de la bomba. Una bomba que está ingestando aire suena como si estuviera bombeando canto rodado.
7. Escuche a la bomba buscando señales de cavitación: La cavitación es un poco más complicada que la aireación, pero tiene algunas similitudes. La cavitación ocurre cuando se libera aire del fluido hidráulico durante una despresurización momentánea en la succión de la bomba y luego implosiona en las superficies metálicas en la descarga. Estas implosiones son extremadamente destructivas para las superficies de la bomba. Una bomba con cavitación emitirá un chirrido agudo. Las causas de la cavitación son las mismas que las de aireación con la excepción de fugas de aire en la succión. ¿Cómo diferencia cavitación de aireación? Una manera es instalar un manómetro de vacío en la succión y asegurarse que la presión es igual o mayor que la prescripta por el fabricante de la bomba. Espuma en el reservorio es usualmente la señal incriminatoria de la aireación.
8. Inspeccione una pequeña muestra del fluido por su color, señales de contaminación y olor: Tenga en mente que la inspección visual es limitada, ya que sólo detectará señales de contaminación excesiva.
9. Monitoree las servo válvulas controladas eléctricamente con un termómetro infrarrojo: Altas temperaturas de válvulas y solenoides (+ de 65°C) usualmente indican que la válvula se está pegando.
10. Monitoree el motor eléctrico impulsor en busca de puntos calientes en el alojamiento y temperaturas de rodamientos del rotor usando un termómetro infrarrojo.

Recomendaciones de cambio de fluido

Estos son los pasos adecuados a seguir cuando se cambia un fluido hidráulico en un sistema.

a. Drene el sistema mientras el fluido está caliente para mantener en suspensión los contaminantes.**
b. Vacíe el fluido de los cilindros, acumuladores y líneas que no puedan drenar adecuadamente.
c. Limpie, sifonee o bombee el fluido que quede en el reservorio.
d. Reemplace o limpie los elementos filtrantes y strainers y limpie los alojamientos de los filtros.
e. Rellene el sistema con fluido nuevo asegurándose de ventear los puntos elevados.
f. Re-arranque y verifique la operación correcta del sistema.

Precauciones de seguridad

Los sistemas hidráulicos operan bajo altas presiones. Apague el sistema y alivie la presión del mismo antes de abrir cualquier parte del sistema que esté bajo presión. No permita que chorros de fluido provenientes de cualquier fuga de alta presión tomen contacto con cualquier parte del cuerpo, ya que pueden resultar en heridas graves. Las bombas, las válvulas y el motor pueden estar calientes, tenga precaución por contactos incidentales entre la piel y las superficies calientes. Mantenga sus manos y su ropa lejos de las piezas móviles del sistema.


**En sistemas que exhiben alta formación de depósitos, lodos y/o barnices, agregue una pequeña cantidad de solvente (tal como Varsol), deje funcionar por 24 horas y complete los pasos 1 a 6 descritos anteriormente.

Fuente: Consejo semanal Exxon Mobil

Deja una respuesta

Solicita una cotización